Dr Jorge Palencia

Nunca fue paciente. Siempre médico. Durante su infancia, Jorge Palencia, aquel niño inquieto y curioso, jugaba al doctor con sus amiguitos, pero usualmente corría con la suerte de ser el médico: les firmaba recetas, los diagnosticaba e inventaba los remedios, sin pensar que sería el oficio que lo apasionara de adulto y se convertiría en su estilo de vida.

Él decidió combinar la medicina con las facetas de emprendedor y empresario, epítetos que confiesa indisolubles en su vida profesional. Obtuvo el título de Médico Cirujano en La Universidad del Zulia, Venezuela. Además, cuenta con una especialidad en Cirugía Plástica y Reconstructiva, un Doctorado en Ciencias Médicas, una Maestría en Administración del Sector Salud, dos diplomados (uno en Gerencia Docente y otro en Gerencia en Salud), estudios de Marketing y Estrategia competitiva en la Universidad de Buenos Aires, y un Master en Medicina Estética y Antienvejecimiento en la Universidad Complutense de Madrid (España).

Se describe como un hombre proactivo, perseverante y familiar, cuyo valor principal es el agradecimiento, tanto a las personas fortuitas que se encuentra en el camino, como a Dios y a sus aliados espirituales, quienes lo acompañan en cada una de sus decisiones.

Disfruta ver películas basadas en hechos reales por el simple placer de invadir la vida de aquellas personas valientes, comer –en toda la extensión del verbo-, aunque sus platos favoritos son la comida árabe y el sushi y, su mejor inversión: pasar tiempo a solas para concentrarse con sus pensamientos, retroalimentarse y ¿por qué no? reírse de sí mismo. No titubea al momento de distinguir a sus padres como los héroes de su vida por el amor, entrega y compasión; también por enseñarle, desde pequeño, el valor de la lectura, cultivar la mente, el respeto a los demás y, sobre todo, a uno mismo. Una vez un filósofo británico, James Allen, sentenció “como un hombre piensa, así es su vida”. Jorge Palencia ha convertido esta premisa en su bandera para nunca conformarse, nunca ceder, nunca abandonar los cuestionamientos y, por supuesto, nunca alejarse de su propia versión de la felicidad.

Entrevista realizada por: Herver Rondón (@donrondonr)